Tratamiento para las Arrugas de Expresión | Clínica Centro Salamanca

Tratamiento para las arrugas de expresión

Las arrugas de expresión son pliegues o líneas que aparecen en la piel como resultado de los movimientos faciales repetitivos y la actividad muscular a lo largo del tiempo. Estas arrugas suelen ser más evidentes en áreas donde los músculos faciales están en constante movimiento, como alrededor de los ojos, en la frente y alrededor de la boca. Las expresiones faciales normales, como sonreír, fruncir el ceño o levantar las cejas, pueden contribuir al desarrollo de estas arrugas con el tiempo.

Arrugas de expresión más comunes

Estas arrugas suelen ser un signo natural del envejecimiento y varían en su apariencia y profundidad de una persona a otra. Las arrugas de expresión más comunes son:

  1. Patitas de gallo: Estas son pequeñas arrugas que aparecen en las comisuras de los ojos cuando sonreímos o parpadeamos.
  2. Líneas de la frente: Son líneas horizontales que se forman en la frente cuando levantamos las cejas o fruncimos el ceño.
  3. Líneas de la risa: Son pliegues que se extienden desde la nariz hasta las comisuras de la boca y se hacen más evidentes al reír o sonreír.
  4. Líneas de preocupación: Son arrugas verticales que se forman entre las cejas cuando fruncimos el ceño, también conocidas como “líneas del entrecejo”.

Existen diversos tratamientos disponibles para suavizar y reducir la apariencia de estas arrugas, como el neuromodelador y otros procedimientos estéticos. 

Arrugas de Expresión Neuromedelador | Clínica Centro Salamanca

Tratamiento con Neuromodelador para las arrugas de expresión

El tratamiento con neuromoduladores es una opción muy efectiva para reducir y suavizar las arrugas de expresión. Los neuromoduladores actúan bloqueando temporalmente la actividad de los músculos responsables de las arrugas faciales. Es una de las técnicas estéticas sin cirugía más empleada en medicina estética. Permite combatir las líneas de expresión y las arrugas sin necesidad de pasar por el quirófano. 

El funcionamiento del tratamiento con neuromoduladores es el siguiente:

  1. Consulta con un profesional: El primer paso es programar una consulta con un médico estético o dermatólogo certificado. Durante esta consulta, se evaluará tu piel y se discutirán tus objetivos estéticos.
  2. Inyección del neuromodulador: Una vez que se haya decidido el tratamiento, el profesional inyectará el neuromodulador en pequeñas cantidades directamente en los músculos que causan las arrugas de expresión, como las patitas de gallo, las líneas de la frente o las líneas de la risa.
  3. Efecto de relajación muscular: El neuromodulador bloquea temporalmente las señales nerviosas que llegan a los músculos tratados, lo que provoca una relajación muscular. Esto impide que los músculos se contraigan con fuerza excesiva y, como resultado, las arrugas se suavizan o desaparecen gradualmente.
  4. Resultados progresivos: Los resultados del tratamiento con neuromoduladores no son inmediatos. Por lo general, comienzan a ser visibles después de unos días y alcanzan su efecto máximo en unas dos semanas.
  5. Duración de los resultados: Los resultados de un tratamiento con neuromoduladores suelen durar de tres a seis meses, dependiendo de la persona. Después de este período, es posible que necesites un retoque para mantener los resultados.
  6. Efectos secundarios: El tratamiento con neuromoduladores es generalmente seguro, pero puede causar efectos secundarios temporales, como enrojecimiento, hinchazón o hematomas en el sitio de la inyección. Estos efectos suelen ser leves y desaparecen en poco tiempo.

Es importante destacar que el tratamiento con neuromoduladores debe ser realizado por un profesional médico con experiencia para garantizar resultados seguros y naturales. Además, es fundamental seguir las indicaciones post-tratamiento para obtener los mejores resultados y evitar complicaciones. En caso de que te estés planteando el tratamiento, contacta con Clínica Centro Salamanca y valoremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución y tratamiento.

Esperamos que os haya gustado esté artículo y no os vayáis sin leer este otro que habla del síndrome postvacacional y la caída del cabello, ¡Seguro que te gustará!

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Contáctanos